Datos personales

Mi foto
Asturias, Spain
Javier Cosnava nació en Hospitalet de Llobregat, aunque reside en Oviedo. Ha publicado en papel 4 novelas como escritor en editoriales como Dolmen o Suma de Letras; también 5 novelas gráficas en España y Francia como guionista de cómic. Ha colaborado en 9 antologías de relatos: 7 como escritor y 2 como guionista. Ha ganado 36 premios literarios, destacando el Ciudad de Palma y el premio Haxtur del Festival del Principado de Asturias. Puedes seguir su obra en: http://cosnava.wordpress.com/

jueves, 22 de marzo de 2012

3. ¿Cómo presento mi novela a los profesionales del sector?

Todos somos escritores malogrados. Todos somos distintos del escritor que quisimos ser. Todos hemos hecho concesiones, grandes o pequeñas, a la comercialidad, a la moda o a nuestra propia incapacidad para alcanzar ciertas metas. Todos somos una “versión” del sueño que tuvimos.

En este blog querría volcar mis escasos conocimientos sobre literatura y exponerlos por si alguien puede sacar algún provecho. Aunque lo dudo. Tal vez lo que pretendo en verdad es revisarme a mí mismo y alcanzar a ser una mejor “versión” del escritor que soñaba ser.

No voy a hacer grandes discursos ni ampulosas disquisiciones. La verdad, a menudo, es un aforismo. Por ello casi todas mis entradas serán breves, dejando espacio a la interacción con aquellos incautos que deseen seguir este blog.

COSNAVA


3. ¿Cómo presento mi novela a los profesionales del sector?

Quiero dejar algo claro para empezar: voy a hablar de mi experiencia y de las conclusiones que a partir de ella he extraído. Aunque es algo obvio, a menudo se tiende a pensar que uno habla de verdades absolutas cuando éstas, para empezar, no existen; y, para acabar, todo es subjetivo, especialmente este monstruo fagocitador de ilusiones llamado literatura.

Vamos, pues, al tema... ¿Cómo presento mi novela a los profesionales del sector?

A- Echándole huevos. Esto es lo fundamental. A menudo hablamos de la humildad, de la necesidad de leer a los clásicos, de saber que no estamos precisamente en la edad de oro de la novela y que lo que hoy se escribe en esencialmente Pulp, entretenimiento. Todo cierto. Pero en el momento de presentar nuestro proyecto tenemos que estar seguros que lo que hemos hecho es algo de primer orden (aunque sea una impostura, incluso un autoengaño). Todo lo que escribamos debe estar impregnado de la seguridad de que ofrecemos algo “realmente sobresaliente”.

B- Seguridad y no jactancia. Una cosa es que nuestra propuesta transpire seguridad, que sea rotunda y clarificadora, y otra que dejemos entrever que somos la reencarnación de Shakespeare, Borges y Goethe en un sólo cuerpo y una sola mente.

C- No escuches demasiado lo que te piden. ¿Qué quieren? ¿Una sinopsis, un breve currículum, dos capítulos? Manda lo que te de la gana pero que sea lo mejor que tienes y no necesariamente del principio de la novela aunque sea eso lo que te aconsejen mandar. Que sean tres capítulos, cuatro... el lector  profesional sabe lo que vale la pena y se leerá más si es bueno, abandonando lo que no encaja en lo que está buscando el agente o editor para el que trabaje.

D- Yo aconsejo aparte de la sinopsis un párrafo de mercadotecnia inventado por ti mismo (máximo cuatro líneas) que explique lo que es la novela sin tener que leerse ni la propia sinopsis. Yo siempre lo ponía en hoja aparte bajo el epígrafe de “Concepto de la Novela”. Esto es importante, porque puede pasar que si la sinopsis es un poco larga por necesidades de tu explicación (o porque quieres explicar demasiado por los nervios de que no se te escape nada) no les interese el tema con que inicias la sinopsis, no lleguen a acabársela, y ni siquiera se lean una palabra de los capítulos que has enviado. A menudo los profesionales están buscando no “una buena novela” sino algo específico de lo que sólo se saldrán si un “concepto” brillante llama su atención. Lo que me lleva a algo decisivo que no debes olvidar: LOS PROFESIONALES TIENEN MIL PROPUESTAS Y POCO TIEMPO. NO MALGASTES EL QUE TE VAYAN A DEDICAR CON DIGRESIONES.

E- La novela que presentes debe ser algo comercial, que esté de moda hoy en día, mejor si es de género y mejor si es una pequeñísima vuelta de tuerca. Si la vuelta es excesiva habrá quien se asuste y tenga miedo de ubicarla en tal o cual colección, línea editorial, etc.... Si no es comercial ni lo envíes. Si no pertenece a ningún género reconocible mi consejo es que repases la novela y añade algo que te permita conceptuarla aunque sea de forma endeble en policiaca, histórica, romántica, etc... Por último, si es algo que no está de moda... ¿qué demonios estás haciendo? A mí me encanta Gabriele D'Annunzio y el movimiento decadentista. Es una pena que parte de la literatura que se publica no siga siendo formalmente tan bella, loca y excesiva como El Retrato de Dorian Grey, de Wilde, por citar el libro más famoso de esta tendencia. Pero es que, amigos míos, ya nadie escribe así. Si resulta que eres un genio y te da por crear la obra maestra del decadentismo en pleno siglo XXI, no mandes tu obra a nadie y la guardas en un cajón. Justificará tu vida pero no te servirá para nada en tu carrera. Para el que tenga dudas sobre este punto, le emplazo al artículo de la semana pasada: ¿Por qué diantre nadie publica mi novela?

F -Y el más importante de todos: Procura, en entregas de premios, presentaciones, reuniones o festivales, etc... cultivar la amistad de personas del mundo editorial (no de escritores, cuya amistad ya cultivarás por afinidad cualquier otro día delante de unas tapas de jamón y una cerveza). Esto lo digo no tanto porque te vayan a publicar por amistad, ya que lo peor que le puede pasar a un autor es publicar cuando aún no está preparado, darse un batacazo y ser recordado por el tipo aquel que escribió una tremenda bazofia. No, lo digo porque un editor o un agente puede darte algo fundamental que te puede ayudar más que ninguna otra cosa en este mundo: INFORMACIÓN.


Información que te permita saber qué están buscando las editoriales.


Información que te permita saber qué se piensa que venderá en los próximos años.


Información que te permita saber los entresijos del mundo editorial, de la distribución, de los libreros... que son tan infinitos que necesitaría cien blogs como éste para explicarlos (y no conozco ni una pequeña parte).


Información, sobre todo, que puede conseguir que en breve tiempo puedas saltarte los pasos desde la A a la E de la lista anterior y acudir a tu editor o a tu agente con algo que sabes que es un buen producto, algo que sí se venderá aún en estos tiempo de crisis.

Porque, como siempre digo, aquí estamos para vender o, cuando menos, para intentarlo.

Y la semana que viene, al hilo de lo anterior, os hablaré de qué escribir en tiempo de crisis y haré algún paralelismo con la obra de Turgénev y en menor medida con Somerset Maugham.

Un abrazo fuerte!!!!


COSNAVA:
Escritor. 1936Z LA GUERRA CIVIL ZOMBI
(Noviembre 2012 SUMA DE LETRAS)

WEB:             www.cosnava.es.tl

8 comentarios:

  1. Así que una novela comercial... ¡Me cachis en todo lo que he escrito! Oye, dicen que ahora se está poniendo de moda la novela romántica. La que me traigo entre manos empezó queriendo serlo, romántica, digo, pero la prota se ha convertido en un pu... verbenero...
    Un verdadero placer venir a leerte, me informo y me divierto. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Intento hacerlo ameno con un estilo directo y desmitificador (y un pelín de mala baba, que siempre viene bien jajaja. Nunca se sabe qué es o qué no es comercial, pero al principio lo mejor es no arriesgarse y procurar hacer algo reconocible para el editor. Si bien hay quien hace algo contrario a toda lógica y triunfa. También la suerte es algo fundamental. Pensé incluso en poner. Punto H: Debes tener suerte jajaja. Pero eso se necesita en todos los ámbitos de la vida, no sólo en la literatura!

    ResponderEliminar
  3. Estupendo artículo como todos los de tu blog. Aún no he vuelto yo a la tentación d ela novela, quizá mis aventuras con esos seres imaginarios de las buenas noches Nueva Orleans terminen tomando forma de la misma como ese año de la liebre. Hasta entonces, me guardo esto en la recámara... Felicidades.

    ResponderEliminar
  4. Sería delicioso ver convertidos en novela esos sueños de Nueva Orleans al amparo del busto de Lovecraft! Un abrazo!!! y gracias ;)))

    ResponderEliminar
  5. eso sí es verdad, hay que saber seguir las modas. Por ejemplo, después del boom de vampiros, se puso de moda la distopía. Aün está bastante en auge, aunque ya hay otros géneros haciéndose más hueco. El romántico histórico resurge cada poco tiempo. Lo veo en los blogs de literatura :P Pero... realmente, los escritores se centran en una sóla categoría, ¿no? Muchos se dedican tan sólo a distopía, otros a fantasía medieval, otros a gótica, o a romántica histórica. Supongo que cada uno a lo que se le da mejor. Pero yo escribo de todo, según el día, según el ánimo, y las ideas: ¿Es demasiado pretencioso querer escribir un poco de todo? ¿Habría que dedicarse a un género en concreto en toda tu "carrera" para así desarrollarlo al máximo?

    Gracias por tus estupendos artículos ;) das esperanza de que algún día los que quieran ser oídos, lo consigan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer oír tus palabras de ánimo a mis locos escritos. Y te mando un beso, Bess, que es casi como decir tu nombre de google! ;) En efecto, hay que centrarse en una categoría de novela, pero no porque sea lo que uno hace mejor sino porque una vez la gente te conoce en un género es complicadísimo que te den una oportunidad en otro (te lo desaconsejan de forma vehemente, vaya). Por eso hay que ir viendo el que está de moda y hacer una novela en el momento justo. Una vez te has estabilizado en un género estás medio encasillado y es difícil salirse a menos que seas un superventas, y aún así, nadie quiere que cambies de género y pases a vender la mitad de antes. El negocio de la literatura genera muchas servidumbres. La clave es conocerlas y asumirlas. De esta forma, siendo dúctil y aprendiendo cada día, esas voces que quieren ser oídas y de las que hablas, un día podrás ser escuchadas. Muchos abrazos desde Asturias!

      PD: yo también escribo de todo. Creo que es lo mejor que puede hacer un autor. Ahora bien, yo he comenzando mi carrera en el género histórico con toques fantásticos, sean zombis o distopías o demonios o realidades alternativas, o lo que sea. Cuando escribo algo que no es eso (policiaca, por ejemplo) lo hago para mí, porque a corto plazo no me darán oportunidad de publicarlo. Lo asumo y sigo adelante ;)

      Eliminar
    2. Gracias! Eso pensé yo del nick, (aunque no fuese a propósito) pero me cuesta desprenderme de él, pese a lo ñoño y poco original.

      Entiendo lo que dices, el encasillamiento, mismamente me encontré en una librería unas chicas que criticaban a una autora por haber cambiado su enfoque y decepcionarlas (¡y realmente no era el género, sólo el enfoque!). Aunque veo realmente difícil el centrarse en un solo género, está bien para poder desarrollarlo. Pero has de estar muy muy, pero que muy convencido para dedicarte tan sólo al fantástico, por ejemplo. O... bueno, la opción b, que algún que otro escritor escoge, es tener "más de una personalidad", pero claro, con cada parte le pasará igual, tendrá que luchar para hacerse hueco e ir escalando hasta el reconocimiento.

      Por suerte múltiples historias pueden conjugarse, como dices, en el fantástico (mitologías, distopías...). Eso da mucho juego. Pero si, al tiempo, quisiera hacer algo basado en mundos similares al de J.R.Tolkien, R.A.Salvatore (elfos, enanos...) ¿sería alejarse demasiado del germen de nuestros primeros escritos? (relacionada con esta chorrada, estará la siguiente pregunta si sigues leyendo y no sucumbiste aún al aburrimiento.)

      Y... bueno, si no te importa contestar (no hace falta, en serio, siento ser una pesada), ¿si comienzas confiando en, por ejemplo, una trama con fuerza en el romance (no basado en), puedes luego cambiar en algo más de acción? ¿O sería considerado "traición" a los principios, como debieron pensar aquellas lectoras?

      Eliminar
  6. El nick está genial ;)

    Sobre lo que comentas, siempre habrá alguien que se queje de que tu nueva novela no se ajusta a lo que ellos esperaban. Eso no te tiene que preocupar. Casi que mejor, si hablan es porque han comprado. Si hay controversia es que les sigue interesando.

    Por lo demás, tu objetivo es que te fiche un editor y tener ventas. Una vez conseguido, tu propia carrera te indicará caminos y tú los seguirás. Otras veces no podrás y escribirás algo para ti que no vas a vender. No pasa nada. También ten en cuenta que igual tras escribir 3 novelas románticas, escribes una a lo Salvatore, encuentras un hueco en el mercado y nadie se acuerda de que hacías novela romántica. Hasta que estés situada en las listas de venta, escribe con pasión de lo que te guste y no le des más vueltas. Luego ya vendrá tu agente y tu editor; ellos te indicarán que conviene o no conviene hacer a continuación contu carrera. Entonces, tú decides :)

    ResponderEliminar