Datos personales

Mi foto
Asturias, Spain
Javier Cosnava nació en Hospitalet de Llobregat, aunque reside en Oviedo. Ha publicado en papel 4 novelas como escritor en editoriales como Dolmen o Suma de Letras; también 5 novelas gráficas en España y Francia como guionista de cómic. Ha colaborado en 9 antologías de relatos: 7 como escritor y 2 como guionista. Ha ganado 36 premios literarios, destacando el Ciudad de Palma y el premio Haxtur del Festival del Principado de Asturias. Puedes seguir su obra en: http://cosnava.wordpress.com/

martes, 3 de julio de 2012

19-Mi madre y el cáncer




            Mañana miércoles me voy a Barcelona. Tengo algún asuntillo que negociar con mi agente, alguna que otra reunión de trabajo adicional... pero eso es lo de menos ahora. Hace unos meses estuve en la Ciudad Condal cuando operaban a mi madre de un cáncer de mamá. Y ahora regreso para darle una sorpresa.
            Mi hermana ha quedado con ella para una cena informal y mi madre no sabe que nos reuniremos toda la familia de nuevo al completo después de tres años en que los trabajos de unos y de otros nos han impedido coincidir a la vez todos juntos.
            Será un gran día y como mi madre no tiene interés alguno por las redes sociales (y cualquiera que lo tiene y la conoce está en el ajo) puedo colgar este artículo sin miedo al spoiler y cargarme la sorpresa.
            Entretanto, la operación ha ido bien y mi madre, Lucía, se está recuperando. Ya casi nunca tiene vómitos o jaquecas por las pastillas de la quimio y el mundo sigue girando, gracias a los dioses. Esperemos que las pruebas siguen en el futuro el mismo camino y el cáncer no se reproduzca.
            Hoy quería hablar de las envidias entre escritores, de ese rictus que se le pone a muchos en la cara cuando triunfa el de al lado y él no, ese “oh, cuanto me alegro” que se dice con los dientes apretados y los labios temblones de rabia. Sabía que sería un tema que levantaría ampollas y que habría más de un comentario o anécdota suculenta que afloraría o, mejor, que se callaría.
            Pero he sentido que debía hablar de mi Lucía, que sigue viva, existiendo en este mundo imperfecto, en crisis perpetua, desmoronándose, ardiendo en tierras valencianas (de donde es mi familia) y de mal en peor.
            Tal vez sea el final del sistema capitalista y todo se venga abajo y sí, tal vez sea un egoísta, pero aunque todo estallara por los aires, quiero ver cómo estalla junto a mi madre.
            Sólo eso quería decir. Pardiez, es mi madre. El resto de comentarios sobran.

    MI MADRE Y YO HACE 10 AÑOS, EN UNA FIESTA

18 comentarios:

  1. Qué grande eres, maese Cosnava. Y qué gran mujer tu madre por parirte.
    Un abrazo a ambos y que esa recuperación concluya satisfactoriamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cáncer es una dura batalla. Pero seguro que mi madre la vence. Somos íberos, como los personajes de tu novela. Nadie nos puede parar! Gracias de nuevo, amigo!!!

      Eliminar
  2. Es precioso Javier. Ese regalo lo conservará tu madre en el corazón para siempre :) Me alegro que le haya ido todo bien. ¡Un abrazo enorme para los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ruben! Los momentos que pasas con los tuyos valen más que cualquier regalo material. Por eso cuando faltan te das cuenta de que los objetos son pura superficialidad. Lo importante son las personas! Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  3. Me alegro muchísimo que tu madre se esté recuperando! Gracias por compartirlo. Un abrazo muy grande!!

    ResponderEliminar
  4. Vaya entrada más maravillosa. De las que elevan el ánimo; es un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al mal tiempo, siempre buena cara :) Muchos abrazos desde Asturias!!!

      Eliminar
  5. Es entrañable la imágen de tu madre y tú que acompaña este post. Nada más grande como una madre (la mía falleció cuando yo tenía diez años). Te halabo esa entrega, esa dedicación, ese amor para con ella. ¡Que tengais toda la familia una buena celebración!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú mejor que nadie sabrás que las cosas se echan en falta de verdad en la ausencia. Un fuerte abrazo a todas las madres (y también a la tuya, en el paraíso) ;)

      Eliminar
  6. Cosnavarrrr , que bonito!! No tengo palabras ...
    Disfrurad juntos de todos los momentos que podáis
    y no dudes que eso le ayudara mucho en su lucha,
    que seguro que va a ganar. Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  7. Un beso Mabi! y otro para Laura y Ángel! Sois los mejores!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pues poco más se puede decir. Qué suerte ser una familia unida y que se quiere... y bueno, el cáncer, como has dicho, se puede vencer y seguro que tu madre lo vencerá del todo en breve. Espero que todo salga genial en la sorpresa, seguro que le encantará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito llegar al final de la lucha si se está ganando. Espero que todo siga saliendo bien y te mando un fuerte abrazo por tus palabras :)

      Eliminar
  9. Como humanos, todos los lados lo son, ya sea para bien o para mal, y en estos momentos, las leyendas e historias que entre dientes que generalmente me "conmueven" -me parto el (piiiii) de la risa porque son patéticos, y en estos momentos debes apreciarlos desde lejos por lo que son: mera cháchara insustancial.
    Cuando sabes diferenciar lo que verdaderamente importa de la paja atravesada de la envidiá mal disimulada, ay! Y que les den, oiga usted, y que su madre le disfrute ;-). Y cony, tráeme una charlota, aunque sea en foto que la envidia de su buen llantar me puede :-))Un abrazo, majo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo,Laura!! Y sí, lo bueno de los momentos difíciles es que te enseñan a apreciar lo que realmente es importante:las personas:) Besos!!!

      Eliminar
  10. Todo un canto a la vida tu artículo.
    Una madre se merece esto y mil cosas más, y como no, un hijo como tú.
    Que todo siga muy bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y perdona por la tardanza. Creí que los comentarios se habían acabado ya y quedaba el tuyo. Lo cierto es que hablar desde el corazón a veces es buena cosa. No siempre puedo uno hacerlo o no se atreve. Me ha gustado mucho el artículo y celebro que haya gustado.
      Gracias de nuevo y un abrazo, amigo!!!

      Eliminar