Datos personales

Mi foto
Asturias, Spain
Javier Cosnava nació en Hospitalet de Llobregat, aunque reside en Oviedo. Ha publicado en papel 4 novelas como escritor en editoriales como Dolmen o Suma de Letras; también 5 novelas gráficas en España y Francia como guionista de cómic. Ha colaborado en 9 antologías de relatos: 7 como escritor y 2 como guionista. Ha ganado 36 premios literarios, destacando el Ciudad de Palma y el premio Haxtur del Festival del Principado de Asturias. Puedes seguir su obra en: http://cosnava.wordpress.com/

martes, 29 de mayo de 2012

14-No está de moda ser un autor comprometido


           No está de moda ser un autor comprometido. Buscar un gran éxito, mirar la lista de ventas, decidir qué quiere uno escribir según la moda del momento, plegarse al gusto de la mayoría, dejar para más adelante aquéllo en lo que uno cree y lo que uno siente... todo eso forma parte de lo que hoy en día significa ser un escritor o un guionista o lo que demonios seamos los que nos dedicamos a esto de las letras. Además, el compromiso es cosa de otros tiempos, de épocas en que las personas creían todavía en algo. Hoy, cuando hace ya bastante más de un siglo que Nietzsche proclamó que "Dios ha muerto", cuando los políticos no dejan de esforzarse en demostrarnos que todas aquellas cosas en las que racionalmente queríamos poner nuestra fe, también han muerto o están en proceso de defunción, hoy ya no vale la pena comprometerse en nada, porque ya nada vale la pena. Ya lo decía David Bowie en la década de los 70, cuando era un artista visionario, antes de venderse él también a la comercialidad (perdón de antemano por la traducción, muy libre):
Man is an obstacle, sad as the clown
(el hombre es un obstáculo, triste como un payaso)
So hold on to nothing, and he won't let you down
(así que agárrate a la nada, y el ser humano ya no podrá defraudarte)



(Cosnava, el autor comprometido. DIBUJO: Toni Carbos)

      Muchos autores son siervos de la nada, muchos autores hacen las cosas porque sí, es decir, que si les gusta la novela policiaca escriben una que encaje dentro de los parámetros de sus aficiones y prueban suerte en el mundo literario. No hay nada detrás de su prosa, ni objetivos, ni creencias ni, por supuesto, compromiso. Un personaje de una de mis obras se quejaba de que los autores del siglo XXI no necesitamos que nadie nos censure: ya lo hacemos nosotros mismos. Por el contrario, en mi caso, en tanto un artista se pasa horas y horas encerrado cavilando, si no soy capaz de encontrar una base ética o moral al porqué de mi trabajo, con el tiempo terminó cansándome de él. Es por eso, creo yo, que me gusta tocar el tema social, porque al final del camino sientes que es hecho algo útil más allá de tus propias filias y fobias personales.
      Ello no me convierte en mejor ni en peor que otros autores. Cada uno busca su sitio y hace lo que sale de su corazón y de su pluma lo mejor que sabe y puede. Si acaso, yo reivindico que todas las voces tengan su sitio y no sólo las que siguen el camino trillado.
      Tal vez debiera mirar la lista de lo que más vende y buscar un tema inocuo, una historia sobre un policía o un detective que investiga un asesinato y al final lo resuelve gracias a su ingenio y a un compañero menos inteligente que él pero que le acompaña a todas partes como un perrito faldero. ¡Espera!, eso se parece a Holmes y a Watson, y a Poirot y Hastings, y en verdad al menos a la mitad de los libros y películas que sobre el tema se han escrito en el último siglo. Pero claro, es una apuesta segura, el público ya conoce los términos de estas narraciones y uno no se mete en camisa de once varas hablando de temas sociales, de desgracias y de todas esas cosas que muchos ya están cansados de oír. Además, escribiendo lo que muchos han escrito en el pasado, no hay posibilidad de comprometerse, de ser políticamente incorrecto, de decir una palabra más alta que la otra y que alguien te eche en cara no ser tan precavido y aséptico como estos tiempos reclaman.
      Aunque tal vez siga haciendo lo que me da la gana. No sé, hoy tengo el día dubitativo. ¿Qué me aconsejáis vosotros?


martes, 22 de mayo de 2012

13-LEGENDARIUM


          Tengo el honor de presentaros una nueva antología en la que colaboro. Se llama LEGENDARIUM y en ella encontraréis relatos, a menudo fantásticos, que nos desvelan leyendas y mitos de todos los rincones de España. En dos meses he colaborado en los libros:
          
VINTAGE 62 con Rodolfo Martínez, Alejandro Castroguer y compañía.
          
ENTRETELAS, del dibujante Ruben del Rincón           

Ahora llega LEGENDARIUM          

Y el mes que viene la ANTOLOGÍA Z, VOLUMEN 6 de DOLMEN

         ¡Está siendo un año increíble camino de 1936z LA GUERRA CIVIL ZOMBI, que llegará en noviembre!!!

       A continuación, la nota de prensa de LEGENDARIUM   


‘Legendarium’: una gran antología para un nuevo sello de editorial Nowtilus

La obra, presentada en cuatro volúmenes, es el ‘buque insignia’ de la marca Tombooktu


Coincidiendo con la Feria del Libro de Madrid, que se celebra del 25 de mayo al 10 de junio, la veterana editorial Nowtilus (www.nowtilus.com) presenta su nuevo sello, Tombooktu, y lo hace con su primera obra, ‘Legendarium’.

Se trata de una antología de relatos inspirados en leyendas tradicionales y urbanas de toda la geografía española, compilada y dirigida por Rubén Serrano y Javier Pellicer Moscardó, a partir de una idea original de Gervasio López.

‘Legendarium’ se presenta en cuatro volúmenes, que se irán poniendo a la venta en meses sucesivos, saliendo a continuación un único tomo con toda la obra completa. Además, los lectores podrán optar a adquirirla en formato digital o en papel.

El objetivo de la antología es el de acercar al lector muchas de las leyendas tradicionales y urbanas que se extienden por toda la geografía nacional, haciendo su particular homenaje al legendarium español a través de un total de veintiséis relatos basados en historias populares.

‘Legendarium’ cuenta con la participación de destacados prosistas, como el criminólogo Ivan Mourin o el historietista y escritor Javier Cosnava, así como otros autores pertenecientes a colectivos como H-Horror o a la Asociación Española de Escritores de Terror ‘Nocte’.


LEGENDARIUM   I
¿Quién duerme bajo tu cama? De Iván Mourin
El teléfono. De David Jasso
El loco del bisturí. De Ángel Villán.
La masía. De Pedro L. López.
La virgen de la Paloma. De Nuria C. Botey
Mariquilla. De Tony Jiménez.
La estaca. De Anna Morgana Alabau.

LEGENDARIUM   II
La magia más antigua. De Javier Cosnava
La fuente de San Benito. De María Delgado
Una noche, en Oroel. De Juan Ángel Laguna Edroso
El puente del beso. De Ana Morán
De anxeliños y cruceiros. De Gervasio López
Los amantes de piedra. De Rubén Serrano.

LEGENDARIUM    III
La doncella soldado. De Raelana Dsagan
Leyendas de Mursiya. De Víctor Morata Cortado
El secreto de Madinat al-Zahra. De Luisa Fernández
Tres caramelos. De Juan José Castillo
La Cueva de la Mora, de Carolina Pastor, Raelana Dsagan y Pedro Escudero
La leyenda del Rat Penat. De Javier Pellicer Moscardó

LEGENDARIUM   IV
El ataúd. De José Luis Cantos
La Atalaya de las Almas. De Cristina Puig
El cura mago de Bargota. De David Marugán
Una parca labor. De Elena Montagud
La Caras de Bélmez. De José Alberto Arias Pereira
¡Umbrales! De Mikel Rodríguez
Las damas del lago. De Julián Sánchez Caramazana


YA ESTÁ A LA VENTA EL TOMO 1


miércoles, 16 de mayo de 2012

12-¿Para ser una mujer de éxito debes convertirte en un hombre?



Hay una cosa que siempre me ha llamado mucho la atención de la igualdad: ésta, no pretende que los dos sexos tengan las mismas oportunidades sino que las mujeres tengan las mismas oportunidades de las que antes disfrutaban los hombres.
Nos hallamos no sólo ante un error de base, sino casi ante una gigantesca broma cósmica que ha abocado a la mujer del siglo XXI a metamorfosearse en una especie de clon perverso, imbuido de los peores valores del macho, y arrastrada por los vicios tradicionales de éste a una condición que nada tiene que ver con ser mujer.
Hace un siglo, alguna sufragista seguramente habría creído que en el mundo futuro las mujeres podrían alcanzar una madurez en sus derechos como ciudadano/a que las llevase a mejorar el mundo. Por el contrario, el mundo sigue siendo la misma bazofia competitiva, injusta, empobrecida, contaminada, deforestada... Todas aquellas plagas que hace cien años comenzaban a entreverse, han llegado hoy a un estadio que aboca a nuestro planeta a un horizonte de destrucción a través de la pérdida de la capa de ozono, el cambio climático, etcétera. La llegada de la mujer a puestos de gobierno, de responsabilidad, no ha mejorado en nada nuestro planeta porque una mujer jamás ha alcanzado ningún puesto de responsabilidad. Todo es un engaño. Una mujer, para ser presidente de un gobierno, de una empresa, de una multinacional, ha de convertirse en un hombre.
Nosotros, los machos de la especie, tradicionalmente no hemos tenido tiempo para cuidar a nuestros hijos, pues un hombre de éxito estaba dedicado a su empresa o a su designio mientras las mujeres criaban a su descendencia. Hoy, una pareja de éxito está entregada a su trabajo y terceros cuidan de su descendencia. La mujer, incorporada al mercado de trabajo, ha tenido que asumir los roles del macho de la especie y no ha aportado nada de todo el bagaje espiritual que desde siempre había llevado consigo: las mujeres son más inteligentes, las mujeres son más razonables, las mujeres son más sensibles, más empáticas... Por el contrario, los hombres son más violentos, competitivos, mordaces o despreocupados por su descendencia, como antes decía. Si contempláis a una mujer de éxito no tendréis muchos problemas en descubrir a cuál de las dos listas o enumeraciones anteriores estarán unidos sus valores. Una mujer, siendo mujer, difícilmente alcanzará absolutamente nada de lo que la sociedad le ofrece a aquéllos, independientemente de su género, que se comporten como hombres. Porque ese es el único avance real que se ha producido en nuestra sociedad en relación a la guerra de sexos: ahora, independientemente de tus genitales, siempre y cuando te comportes como un hombre, puedes llegar a la cima.
Acaso la batalla siempre estuvo pérdida porque nunca hubo ninguna batalla que librar: las mujeres pertenecen a esta sociedad y, en esta sociedad, para llegar a ser alguien hay que seguir el camino trillado: un camino que trillaron generaciones de hombres rudos y belicosos siglos y milenios atrás.
Las mujeres de hoy en día son modernas Hatshepsuts. Ella, no sé si lo sabéis, es la única mujer de la historia de Egipto que logró reinar como Faraón (incluso Cleopatra, aunque gobernase de facto, era reina por estar casada con un Ptolomeo). ¿Y sabéis cómo llegó a ser considerada Faraón (es decir, Rey) Hatshepsut? Porque los sacerdotes de Amón dijeron que se había obrado el milagro y una mañana había renacido convertida en macho. En adelante, en todas las ceremonias oficiales, tuvo que llevar la barba ceremonial. A ojos del pueblo, ahora era un hombre: condición indispensable para gobernar. Antes, ahora y siempre.
Qué pena. Qué decepción. Las mujeres, que podrían sacarnos con su agudeza de este mundo en crisis... no podrán, porque para alcanzar cualquier suerte de poder deben dejar atrás su condición de féminas.
Aunque, al menos, nos quedan las victorias pírricas: muchos hombres comparten las tareas del hogar, los sueldos se van equiparando y ciertas injusticias ya no son tan evidentes. Sin embargo, siempre me queda la sensación que si las sufragistas hubiesen vencido y las feministas no hubiesen sido incomprendidas tendríamos un mundo mejor. En su lugar tenemos este mundo y, aunque imperfecto, nos otorga cada día razones para escribir columnas y críticas como ésta.
No me quejaré más. Al fin y al cabo, yo nací hombre y no he tenido que hacer esfuerzo alguno para ser por naturaleza aquello que la sociedad espera de todos nosotros... y sobre todo de las mujeres.


COSNAVA:


1936Z LA GUERRA CIVIL ZOMBI
(Noviembre 2012 SUMA DE LETRAS)

WEB:             www.cosnava.es.tl

miércoles, 9 de mayo de 2012

11-Bill Clegg y Coia Valls

Artículo del mes de mayo en los periódicos de las cuencas asturianas Ciudad Lineal y Comarca Caudal