Datos personales

Mi foto
Asturias, Spain
Javier Cosnava nació en Hospitalet de Llobregat, aunque reside en Oviedo. Ha publicado en papel 4 novelas como escritor en editoriales como Dolmen o Suma de Letras; también 5 novelas gráficas en España y Francia como guionista de cómic. Ha colaborado en 9 antologías de relatos: 7 como escritor y 2 como guionista. Ha ganado 36 premios literarios, destacando el Ciudad de Palma y el premio Haxtur del Festival del Principado de Asturias. Puedes seguir su obra en: http://cosnava.wordpress.com/

martes, 9 de julio de 2013

42- EN DEFENSA DE LA PROSA DE CALIDAD: RAZONES POR LAS QUE AFIRMO QUE CASTROGUER ES EL MEJOR ESCRITOR DEL FANTÁSTICO



He esperado a escribir esta artículo a que fuese un hecho que me retiro del fantástico (al menos en su publicación en papel y de pago) para escribir este artículo. A partir de ahora voy a escribir novela histórica y la publicaré en papel en Suma de Letras (mientras me quieran jejeje) y el resto de mi producción, rarezas, fantástico, novela de autor, lo que me apetezca... lo regalaré en ebook en mi web.
           Ahora que en el fantástico puedo mirar los toros desde la barrera quiero hablaros de la literatura bien escrita, de las metáforas, de la erudición, de un escritor como la copa de un pino: de Alejandro Castroguer.
         Y más que de él, o a través de su figura, quiero hablaros de la ausencia de la figura del “escritor de escritores” en el fantástico español. Esta figura existe en la literatura de todos los países menos en el nuestro. Os hablo de ese escritor que tal vez no es súper ventas pero que los otros autores le reconocen una maestría en el uso de la lengua.
         Por eso precisamente no vende. Su prosa está al alcance de un % de lectores no muy alto y por ellos sus ventas nunca serán extraordinarias. Pero su calidad sí es extraordinaria y nosotros, los escritores, que se supone sabemos de esto, debemos defenderla a capa y espada.
        Casualmente, pasa el verano a menos de 150 metros de mi casa (en la vivienda de sus padres) uno de los poetas más reconocidos de España: José Luis Piquero, premio Ojo crítico, finalista del premio nacional, etc... José Luis, como todos los poetas, vende menos que el que menos vende de todos nosotros, los escritores. Si os digo la cifra os reiríais. Y no deberías hacerlo. Porque tiene mayor reconocimiento que todos nosotros juntos, ha salido varias veces en el Babelia (cada vez que saca una obra) y dos de ellas al menos que yo haya visto a página completa.
            ¿Qué tiene José Luis? Calidad, que le sobra por los cuatro costados, y reconocimiento. ¿Qué no tendrá jamás? Venta. Porque la poesía no vende, como la prosa de calidad en España. Pocos saben apreciarla.
           La calidad no es totalmente subjetiva, la calidad es calidad. Todos sabemos quién tiene calidad, cultura, capacidad superior... venda lo que venda. Es terrible criticar la literatura de autor porque uno es un escritor pulp y terrible criticar al escritor pulp por eres un escritor con buena prosa y no vendes. La literatura de entretenimiento tiene ventas, la literatura de calidad, de autor, reconocimiento. No se puede tener todo. Un autor de entretenimiento, en esencia, hace libros no diferentes de los de Corín Tellado, un escritor que escribe para sí mismo literatura de autor sin pensar en el lector, no puede esperar vender. Yo escribo ambas cosas (pulp para antologías de Dolmen, cuentos de zombis y novelas pulps de viajes en el tiempo o de star trek que iré regalando en mi web) y escribo también literatura de autor para mí, aunque Suma tuvo la amabilidad de publicarme 1936Z. Con la primera no espero reconocimiento de mis compañeros de profesión porque es literatura de consumo, con la segunda no espero vender porque es una literatura poco accesible. El problema es que los autores pulp no respetan al escritor con buena prosa, y el que tiene buena prosa desprecia al pulp. Un poco más de respeto al trabajo de los demás nos vendría bien a todos.
            Hubo una época en que todo el mundo quería hacer literatura de autor y el que hacía algo más comercial lo crucificaban (mil ejemplos en todos los géneros: Somerset Maugham, la saga de james Bond.... gente que la crucificaron por buscar el favor del público). Hoy vivimos lo contrario, todos quieren vender y cuando uno hace una prosa más trabajada lo tildan de engreído, endiosado y pedante. He leído que a Castroguer lo llamaban literato, precisamente aquellos que no podrían hacer una buena frase aunque quisieran. Si lo criticase Borges tendría sentido, pero que un autor que hace literatura de entretenimiento critique a los escriben con calidad, como mínimo chirrían sus comentarios.
       Sabéis que yo defiendo el buenismo en el facebook, no meterse con nadie, no faltar a los esfuerzos de otros autores en hacer su carrera, sea en las redes, en el Amazon, donde sea... Pero, respetando el trabajo de todos, quiero dejar constancia que necesitamos de esta figura, del “escritor de escritores”, del escritor con calidad que es un ejemplo para los demás, que ilumina el camino que seguimos.
            Necesitamos defender a los Castroguer, porque están en vías de extinción. Que los lectores escojan a los superventas. Eso está muy bien. El entretenimiento es maravilloso. Yo mismo soy un lector enfebrecido de novelitas de Star Trek. Me he leído ya más de 200 en los últimos diez años, desde que las conseguí en inglés. Siempre digo que si en una habitación me encontrase a Gunter Grass (el mejor escritor vivo) y a Keith DeCandido (mi autor preferido de Star Trek) iría a presentar mis respetos y haría una genuflexión ante Grass y luego iría a chillar como una adolescente ante Keith DeCandido. Pero ojo, Grass literariamente es un 9 y DeCandido no pasa del 3. Al César lo que es del César.
          Hay una web de programación diaria televisiba que visito a menudo. Se llama Sincroguía y con buen criterio separan CALIDAD COMERCIAL de CALIDAD ARTÍSTICA. Quiero tomar como ejemplo dos pelis que dan hoy, una con alta calidad comercial y escasa artística (de 1 a 5 estrellas).



Y otra que es lo contrario. Por supuesto, el seguro de calidad que es el cine francés. Por cierto que se quedan cortos en calidad artística. La vi en francés y bordea el 4. Hay que decir, eso sí, que se pasan también en calidad comercial. No merece ni el 1. Es más rara que un perro verde.




         Con los libros pasa igual. Sólo uno entre millones vende estando escrito con una buena prosa (y a menudo porque se pone de moda por snobismo, Umbral, Cercas, etc... gente que escribe tan bien que en principio no deberían vender). Por otro lado, una prosa sencilla y reduccionista sólo en un millón de casos tiene calidad (El Principito es un ejemplo).

      Pero esta entrada no es para entrar a discutir la puntuación de una obra. Es evidente que hay criterios de calidad aunque algunos no quieran verlo (sobre todo los que hacen esa prosa sencilla y reduccionista). No, esta entrada es para defender a esas raras avis que se atreven a escribir con calidad en esta época donde domina lo comercial hasta la asfixia. Si estuviésemos medio siglo atrás (y en tanto yo me muevo en ambos mundos, desde lo más comercial hasta lo más críptico y hasta erudito, como mi cuento en Fantasmagoria) yo estaría defendiendo a Somerset Maugham, al que como explicaba pusieron a parir por buscar una prosa que llegase a más gente. Los literatos cultistas de entonces (que eran mayoría) le escupieron a la cara.

        Las mayorías siempre asfixian. Hay que defender lo que escasea.

     Y por ello, porque escasean, quiero acabar de nuevo incidiendo en la necesidad de que nosotros, los autores, defendamos a los tíos que escriben con calidad como Castroguer, a los "escritores de escritores". El lector que alabe a quien quiera, pero nosotros debemos saber que aunque la mayoría coma en el Mcdonalds, la calidad está en el cocido madrileño o en la fabada asturiana, no sé si me entendéis.

     MI LISTA DE “ESCRITORES DE ESCRITORES” DEL FANTÁSTICO ESPAÑOL

            Escritor actual: Alejandro Castroguer
            Escritor clásico: Juan Miguel Aguilera
          Escritor Joven: Darío Vilas (bueno, no es tan joven pero empezó a publicar hace poco)

            PD: Nota para Darío
                        (Cada vez escribes mejor y asumes más riesgos en tu prosa. No esperes vender mucho, pero el respeto y el reconocimiento te lo estás ganando) :)

            Y al resto de autores del fantástico les pido que respeten a todos, desde el autor más comercial y pulp hasta al más rico en metáforas. Pero dado que los lectores privilegian a los primeros, como es natural, no nos olvidemos de los Castroguer, porque ellos marcarán una época. Los otros, marcarán algo más prosaico...  las listas de ventas.


COSNAVA

4 comentarios:

  1. Peazo de artículo compañero. Yo que he leído a Alejandro, a Darío y a ti, subscribo lo que dices. Alejandro tiene una prosa envidiable como demostró en su última antología donde muchos no entendieron el relato que publicó, pero también sabe entretener desde la buena prosa como en El Manantial.
    Y de Darío que decir, estoy contigo, cada vez se le ve más seguro y espero que no se pierda esa frescura que tiene en su escritura que tanto nos hace vibrar.
    Y a ti no te digo nada. Peazo de novela 1936Z, un riesgo total que muchos no asumirían.

    Todos tenéis mi respeto, desde el primero al último, desde los superventas a lo que menos venden, otra cosa es que yo los vaya a leer, o que haga una reseña mejor o peor, aunque casi nunca critico la escritura y si lo que se quiere vender (marketing).

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David !!!!! Siempre con respeto quería defender a los Castroguer, porque cada vez quedan menos. Un abrazo desde cosnavaland, amigo :)

      Eliminar
  2. Fantástica entrada. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar